Los masajes reductores, ideales para eliminar la celulitis localizada

Super User
0

La celulitis es el enemigo estético número uno de muchas mujeres, independientemente de su peso. Se trata de un trastorno que afecta a la piel y a los tejidos subcutáneos que consiste en una acumulación de tejido adiposo y que se localiza principalmente en glúteos, caderas y muslos.   Son varios los factores que pueden provocar su aparición: factor genético, mala circulación, sobrepeso, estrés, tabaco, mala alimentación, vida sedentaria,... Existen distintos tipos de tratamientos anticelulíticos, entre los que hoy destacamos uno de los más efectivos: los masajes reductores.

El masaje reductor es una técnica manual para moldear el cuerpo que elimina la grasa localizada y ayuda a disolver el tejido adiposo y la celulitis gracias al calor que se genera de sus movimientos. La realización de este tipo de masajes sobre zonas con celulitis consiguen mejorar la irrigación de la sangre, el drenaje linfático y venoso. Las maniobras manuales utilizadas presionan los tejidos grasos, mejoran la circulación sanguínea y ayudan a desinflamar los tejidos adiposos, y pueden realizarse en diferentes partes del cuerpo: cintura, caderas, piernas, abdomen, etc. Por un lado, estos masajes permiten la eliminación de toxinas y por otro la entrada de nutrientes y oxígeno en las células de la piel.

Para obtener unos resultados óptimos de los masajes reductores en la eliminación de la celulitis y con tal de intensificar sus efectos, es aconsejable que vayan acompañados de una buena alimentación, el consumo de mucha agua y el ejercicio físico.

Centro Acrópolis ofrece varios tipos de masajes anticelulíticos y un amplio abanico de tratamientos para lucir cuerpo este verano. Puedes informarte de todos nuestros servicios o reservar cita a través de nuestra página web o llamando a los teléfonos 986 33 10 10 o 986 33 38 46. ¡Te esperamos!

0

Cómo lucir manos y pies perfectos este verano

Super User
0

Nuestras manos, pies y uñas son una parte fundamental de nuestra imagen y con la llegada del verano es hora de mimar aquellas partes del cuerpo a las que en invierno quizás no hemos prestado suficiente atención para que ahora luzcan perfectas.

Las sesiones de manicura y pedicura son uno de los tratamientos de belleza favoritos de las mujeres: limado de uñas, eliminación de cutículas, baños y masajes relajantes, exfoliación, hidratación, esmaltado de uñas, … Son la mejor forma de mimar manos y pies y potenciar al máximo estas delicadas y sensuales partes del cuerpo femenino.

Las manos. Una buena imagen empieza por unas manos perfectas. Existen algunos consejos diarios para no estropearlas, como pueden ser protegernos con guantes para realizar tareas domésticas, aplicar crema hidratante, consumir alimentos ricos en vitaminas C y E que ayudan a proteger nuestra piel, e hidratar nuestro cuerpo bebiendo 8 vasos de agua al día. Pero además, una buena manicura conseguirá que este verano tus manos luzcan bonitas y jóvenes y las uñas sean tu complemento perfecto.

Los pies. Tras los meses de frío en los pies han permanecido encerrados entre calcetines, botas y zapatos, llega la época de llevarlos destapados y poder lucir cualquier tipo de sandalias sin ningún complejo. Además de los cuidados que, al igual que con las manos, podemos dedicarles habitualmente nosotras mismas, una pedicura profesional logrará recuperar toda la belleza de nuestros pies, en un tratamiento tanto de belleza como de cuidado y salud.

En Centro Acrópolis encontrarás varios tipos de manicuras y pedicuras entre las que podrás elegir en función de tus gustos y necesidades: express, completa, manicura y pedicura spa con perafina o bien de esmaltado permanente. Puedes solicitar más información o reservar cita a través de nuestra web o en los teléfonos 986 33 10 10 ó 986 33 38 46. ¡Prepárate para estar perfecta este verano!

0

Masaje con piedras volcánicas: el poder relajante de la naturaleza

Super User
0

Una de las últimas tendencias en salud, bienestar y belleza son los masajes con piedras volcánicas calientes y frías, un método que se remonta a tiempos ancestrales y que aprovecha los beneficios que estos elementos de la naturaleza pueden aportar a nuestro cuerpo. 

En medio del ajetreo y el estrés diarios, necesitamos métodos efectivos que nos ayuden a encontrar el equilibrio, tanto a nivel físico como emocional. Para ello, el masaje con piedras volcánicas es una manera eficaz de usar los elementos de la naturaleza para nutrir, curar y reequilibrar nuestro cuerpo.

Antes de aplicar el tratamiento se prepara la piel para eliminar células muertas y lograr así que sea más efectivo. La terapia consiste en la combinación de piedras volcánicas calientes y frías, aplicándolas sobre puntos estratégicos del cuerpo (cabeza, espalda, manos, muslos y pies). Se deja actuar las piedras durante un tiempo para que el calor penetre en los músculos y tejidos, y una vez haya efectuado su efecto pueden utilizarse para masajear puntos concretos. 

Por un lado, las piedras volcánicas calientes retienen más tiempo el calor, por lo que tiene un gran poder magnético y dilatan de los vasos sanguíneos, uno de sus principales beneficios. Por otro lado, las piedras frías destacan por mejorar el aspecto de la piel y darle firmeza, además de conseguir una relajación total. En definitiva, algo tan sencillo como notar la calidez de la naturaleza sobre nuestra piel puede conseguir relajar nuestra musculatura, mejorar la circulación y liberarnos del estrés y la ansiedad. 

El masaje con piedras volcánicas nos acerca a la naturaleza aportándonos sus beneficios tanto a nivel físico como psicológico, una combinación de masaje terapéutico junto con piedras naturales que nos conduce a una relajación total, libera tensiones y nos llena de energía. El  poder de la naturaleza cuidándonos por dentro y por fuera. 

0