BELLEZA EN LOS PIES

A pesar de su fortaleza, los pies son zonas frágiles de nuestro cuerpo y las que, en ocasiones menos cuidamos. Y es que no sólo deben soportar de forma constante el peso de todo nuestro cuerpo sino que, además, muchas veces permanecen encerrados en calzado inadecuado, excesivamente estrecho, demasiado tacón, etc… y en épocas de verano están en contacto directo con el polvo, la arena y otros factores que los resecan y deterioran. Recompénsalos con alguno de nuestros tratamientos que, a continuación te proponemos, y sorpréndete con los resultados de la transformación.

Pedicura express: Limar, esmaltar e hidratar…y pies listos para enseñar. Se recomienda entre pedicuras completas o para aquellos días en los que, aunque la agenda sea apretada, quieres que tus pies se vean cuidados.

Pedicura completa: Incluye un baño de hidromasaje relajante, dar forma a las uñas, tratamiento de cutículas, eliminación de durezas, masaje y, por supuesto, esmaltado al gusto. Imprescindible para mantener los pies impecables y libres de durezas, se recomienda al menos una vez cada tres semanas.

Más allá de la cuestión estética, una pedicura periódica ayuda a prevenir problemas futuros como durezas, callos dolorosos o endurecimiento y amarilleo de las uñas entre otros.

Pedicura spa con parafina: La necesitas sin llevas mucho tiempo sin prestar atención a tus pies. La fórmula spa incluye baño relajante, tratamiento de exfoliación y baño de parafina de melocotón con propiedades ultra hidratantes. También incluye dar forma a las uñas, tratamiento de cutículas, masaje de los pies y, como toque final, esmaltado. 

Pedicura de esmaltado permanente: Esta pedicura incluye dar forma a las uñas, tratamiento de cutículas y esmaltado “permanente” con el color que más te guste. Se trata de un esmalte especial que, secado durante dos minutos bajo una lámpara, se mantiene brillante hasta dos o tres semanas. Es la primera opción para mucha gente durante el buen tiempo ya que resiste mucho mejor que un esmalte normal a la sal y a la arena. También es perfecto para los días de invierno en que no tengas tiempo para esperar al secado. En apenas dos minutos ya puedes ponerte los zapatos sin preocuparte por el esmalte.