Higiene espalda

Para muchas personas la espalda es una zona de acumulación de impurezas e  imperfecciones. En ella puede aparecer acné exactamente igual que en la zona facial y podemos mejorar mucho la piel realizando higienes profundas con regularidad.

¿Cómo se realiza una higiene de espalda?
1º Limpiamos la piel de la espalda con un producto específico para eliminar la suciedad y el exceso de sebo.
2º Procedemos a exfoliar la piel para liberarla del exceso de queratosis.
3º Aplicamos una crema enzimática para flexibilizar la piel y favorecer la posterior extracción de impurezas que taponan los folículos y agravan problemas como el acné.
4º Desinfectaremos meticulosamente la piel y se aplicará sobre la espalda un producto calmante y vasoconstrictor, además podremos utilizar un aparato de corriente galvánica para cicatrizar y  dejar una piel descongestionada y bonita.