FOTODEPILACIÓN

Luz Pulsada Intensa (IPL)

Mediante la LUZ PULSADA, técnica evolucionada de los equipos láser, se consigue la destrucción progresiva y permanente de los folículos pilosos de la región tratada.
A diferencia de otras técnicas, incluso del láser, la LUZ PULSADA puede ser empleada en cualquier tipo y color de piel (oscura o clara), cualquier color o tipo de pelo (grueso o fino, claro u oscuro) y en cualquier localización corporal puesto que es una técnica prácticamente indolora.

Estudio personalizado.
Como primer paso, en Acrópolis,  se realiza una valoración personalizada a través de un cuestionario y una prueba gratuita. De esta forma se estima la idoneidad del tratamiento, se determinan las zonas a depilar, el fototipo de piel y el color, profundidad y grosor del vello para asegurar unos resultados óptimos.`

Sesiones de fotodepilación.
El número de sesiones dependerá del fototipo de piel, características del vello, área a tratar, sexo y edad del cliente, así como su estado hormonal. En función de la extensión de la zona a tratar las sesiones tienen una duración variable. Los resultados son visibles desde la primera sesión, con la caída del vello.