KOBIDO

Masaje Kobido
El Lifting facial Japonés
Kobido significa “antiguo camino de la belleza”.
Este masaje de origen japonés, tradicionalmente relacionado con la realeza, proporciona beneficios como la regeneración de la piel, prevención de arrugas y envejecimiento. En el ovalo facial y la zona cráneo-cervical se concentra gran parte de las tensiones musculares acumuladas durante el día. Al finalizar se experimenta una sensación de despeje mental, ligereza en la cara y bienestar interior.

Recomendable para quienes buscan quitarse unos años sin acercarse al bisturí.

leer más....


Es una técnica japonesa de masajes profundos que utiliza una serie de movimientos de percusión, golpeteos, amasamientos, fricciones, digitopuntra, etc., realizados con pequeños toques rápidos y con ritmo, por lo que se requiere que el quiromasajista tenga destreza y gran movilidad en sus manos y dedos.
Metodología:
El proceso del masaje Kobido comienza con drenaje linfático con el objetivo de conseguir la activación del sistema linfático, de forma que mejore la circulación y se potencie la eliminación de líquidos y toxinas del organismo.
Como el masaje Kobido, si bien desarrollado en Japón, se basa en la medicina tradicional china, se tiene muy en cuenta en su proceso la llamada energía Qi, energía que fluye a través de nuestro cuerpo a través de unos meridianos que recorren todo nuestro cuerpo desde los pies a la cabeza. Por ello, a la hora de realizar el masaje Kobido se busca activar correctamente este flujo de energía Qi, trabajando la musculatura subcutánea, las fascias, los meridianos, produciendo un efecto lifting.
De este modo, una vez que los músculos están en fase de relajación habremos conseguido una mejora de la circulación sanguínea, una mayor oxigenación y nutrición celular, estimulando la producción del colágeno y la elastina, responsables de la recuperación celular cutánea.